Sobre las pensiones no contributivas

Sobre las pensiones no contributivas

JubiladosInteriorEFE

Pensiones no contributivas y asistenciales (PNCyA): caracterización y experiencias en América Latina *

* Extracto del artículo  “Ampliando la protección : el papel de las pensiones mínimas y de la Asistencia Social”
http://white.lim.ilo.org/ssos/acervo/pdf/pensiones_no_contr_res.pdf

Fabio Bertranou,Organización Internacional del Trabajo

Los programas de pensiones no contributivas y asistenciales otorgan prestaciones monetarias relativamente uniformes en forma focalizada y/o categórica ante los riesgos de
vejez, discapacidad e invalidez. En algunos países, estos programas cubren además los riesgos de enfermedad y también constituyen un vehículo para el acceso a otras
prestaciones del sistema de protección social (por ejemplo, asignaciones familiares).
Sin embargo, las características más distintivas se refieren al hecho de que las condiciones de adquisición están generalmente desvinculadas de la trayectoria laboral y el financiamiento proviene de impuestos de los ingresos generales. Puede decirse que también existe una zona gris o intermedia en donde existen programas de la seguridad social que podrían caracterizarse como “semicontributivos”, es decir, están en parte vinculados a la historia de las cotizaciones (en general focalizados en ciertas actividades laborales como por ejemplo la agricultura) pero sus prestaciones son en gran parte de naturaleza asistencial, ya que las cotizaciones financian sólo una pequeña proporción del costo total del programa. En esos casos, la principal fuente de financiamiento proviene de impuestos de los ingresos generales, pudiendo también provenir de otros programas contributivos de la seguridad social.

Una forma de caracterizar los programas en los distintos países consiste en seguir el esquema tradicional de estudio de un programa de protección social: cobertura,
prestaciones, financiamiento y administración. La cobertura está vinculada con la población destinataria del programa y el nivel de recursos asignados al mismo. En general, estos
programas representan sólo derogaciones desde el punto de vista fiscal y enfrentan una severa restricción presupuestaria debido a que compiten con otros programas sociales tanto
universales como focalizados. Así, los programas de PNCyA se convierten generalmente en programas focalizados, con todos los problemas de diseño que esto acarrea.

Otro tema relevante y estrechamente relacionado con el alcance de la cobertura y la forma de financiamiento se refiere a las prestaciones. En general, los programas de PNCyA
conceden prestaciones modestas y relativamente uniformes. La coexistencia de estos programas con otros de la seguridad social de naturaleza contributiva, plantea la necesidad
de definir políticas consistentes en materia de prestaciones.

Los programas de PNCyA, que ofrecen prestaciones generosas y similares a las otorgadas por los programas de prestación definida y de naturaleza contributiva, atentan contra el cumplimiento del pago de las cotizaciones y generan un comportamiento oportunista por parte de los trabajadores obligados a cotizar en el sistema contributivo. Esto sucede especialmente cuando las expectativas de lograr una prestación en este último sistema son bajas debido al requisito de numerosos años de cotización. Ello se acentúa si la brecha entre las prestaciones otorgadas por el sistema no contributivo y el mínimo brindado por el contributivo, no es lo suficientemente grande. Aunque en la práctica es difícil cuantificar el grado de oportunismo, pueden identificarse algunos casos en los que se presume este tipo de comportamiento que se extiende no sólo al caso de las pensiones asistenciales sino también al de las pensiones mínimas en los programas contributivos (por ejemplo, en Chile).

Leer más

Share